No menu items!
domingo, septiembre 25, 2022
- Publicidad -

Chema Rodríguez, un joven matrícula de honor

Este joven de belleza y simpatía indiscutible, es además un chico brillante en lo académico. Esto por hablar de aspectos objetivos

Cuando José Mª resultó nominado al Premio Joven de los Aljaraqueños del Año, el comentario de la calle era unánime: “es que Chema es un chaval sensacional”.

La naturaleza, habitualmente, reparte cualidades de forma más o menos equitativa. Lo que da por un lado, lo quita por otro. Es lo que se suele llamar “un juego de suma cero”. Si no concede el don de la belleza, tal vez resultes agraciado con una gran inteligencia, una simpatía arrolladora, una intuición aplastante o cualquier otra cualidad destacable, pero tenerlo todo es casi un imposible, es -como se suele decir-, como encontrar un mirlo blanco.

En Aljaraque tenemos ese mirlo blanco con el que todos hemos fantaseado alguna vez, y se llama José María Rodríguez González.

En primaria ya empezó a destacar. La concluyó con un diploma por expediente sobresaliente. En la ESO fue seleccionado para participar en las Olimpiadas de Biología y Geología y en las de Matemáticas. Ya se dejaba intuir por donde iba a transcurrir su vocación…

Tras superar bachillerato en el IES Fuente Juncal, fue propuesto como candidato a los premios extraordinarios de Andalucía.

Hoy en día es graduado en Biotecnología habiendo cursado también un Máster Universitario en Investigación Biomédica en la Universidad de Valencia, en cuyo TFM ha sacado un redondo 10.

Durante el periodo de prácticas del Máster en el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, sus primeros descubrimientos sobre la implicación del citoesqueleto no sarcomérico en el rechazo cardíaco captaron la atención del Congreso Europeo de Insuficiencia Cardíaca 2021, donde le aceptaron 3 publicaciones.

Todo ello es -en lo académico- lo más destacable de su trayectoria, pero habría que sumar numerosos cursos especializados y certificados obtenidos durante los últimos años.

Expuesto así, cualquiera podría pensar que Chema está pasando su juventud encerrado entre libros y laboratorios. Podíamos incluso imaginarlo con un amarillento moreno de flexo y cuatro pelos finos muy enredados sobre su cabeza, pero nada más lejos de la realidad. Chema ha sabido crecer de la manera más equilibrada posible en todos los ámbitos de su vida, en lo académico y en lo personal. Ha conjugado a la perfección el verbo “estudiar” con con los verbos “disfrutar” y “amar”. Chema es siempre el primero en llegar a una fiesta de amigos y el más “disfrutón” de los mortales, y también es el primero regalando amor a sus familiares, amigos y conocidos. Chema no hace distinciones cuando alguien le requiere para que le preste ayuda o atención.

Ama a su familia, a sus amigos, y ama a su pueblo, Aljaraque, el pueblo que le vio nacer y crecer feliz, rodeado por el inmenso amor de un padre y una madre que lo dieron todo por traerlo a este mundo y hacer de ese niño tan deseado, una persona feliz y bondadosa.

Adora las tradiciones de su pueblo y desde siempre le ha gustado participar en ellas. Ha sido Mayordomo de la Romería en honor a Ntra. Sra. de los Remedios en el 2017 y Pregonero en la Romería en honor a Ntra. Sra de los Remedios en 2019.

A día de hoy Chema ambiciona seguir formándose, pero quiere trabajar y autofinanciarse “para que mis padres puedan vivir con un poquito más de alegría económica”.

Sus padres, Charo y José Mª, se sienten muy orgullosos del hijo que tienen, pero no sólo por su trayectoria académica, sino también, y sobre todo, porque como dicen ellos “es una excelente persona”.

- Publicidad -
- Publicidad -
Últimas noticias

Vecinos de Moguer muestran en Redes Sociales su malestar ante la escalada de actos vandálicos

Achacan esta situación a la necesidad de más efectivos policiales y a la falta de civismo de parte de...
- publicidad -

Artículos relacionados

- Publicidad -