No menu items!
domingo, septiembre 25, 2022
- Publicidad -

Decenas de jóvenes palermos afrontaron la selectividad y, con las notas de corte a la vista, se ponen manos a la obra para elegir la carrera universitaria que mejor se adapte a sus preferencias y capacidades

El pasado 24 de junio, los preuniversitarios pudieron conocer -por fin- las notas de la PEvAU, resultado de todo el esfuerzo realizado durante los dos años de Bachillerato o Formación Profesional de Grado Superior, cursos marcados por una pandemia que ha puesto a prueba la capacidad de adaptación del sistema educativo y de los propios estudiantes. Ha sido duro para todos los alumnos en general, pero especialmente para aquellos que afrontaron la etapa preuniversitaria, a los que la incertidumbre les acentuó los nervios derivados de la exigencia de lograr la nota suficiente para poder acceder a la carrera deseada.
Alba y Marta son un ejemplo de lo que comentamos, unas estudiantes que han logrado su objetivo y que están en disposición de disfrutar del descanso estival, que este año lo tienen mucho más que merecido.

Alba de la Hoz Gómez y Marta Cruzado Torrescusa compartieron con Palos Punto Cero la experiencia vivida:

“Creo que todos los estudiantes estamos de acuerdo en que estos últimos años no han sido nada fáciles debido a la pandemia. El primer año de bachillerato fue muy complicado ya que a mitad de curso la docencia cambió de manera radical y, tanto los alumnos como los profesores, tuvimos que adaptarnos rápidamente a la nueva modalidad para no dejar el curso atrás. Además, la pandemia afectó de manera directa a la forma de impartir las clases en 2o de bachillerato. Mis compañeros y yo pasamos de un trimestre semipresencial, a incorporarnos después de Navidad con presencialidad total. Aún así, después de tantos cambios, hemos conseguido alcanzar los contenidos necesarios y llegar preparados a la prueba de acceso a la universidad. A pesar de la incertidumbre que hemos vivido, hemos logrado realizar la selectividad seguros de nosotros mismos, intentando dejar los nervios aparte y dándonos cuenta de que el esfuerzo realizado no ha sido en vano. En mi caso, decidí presentarme a filosofía y geografía como optativas debido al bachillerato de humanidades que cursé. Por ello, las asignaturas de mi fase general fueron lengua Castellana y literatura, inglés, historia de España y latín. He sacado un 11.446 y me gustaría estudiar un doble grado de educación primaria (itinerario bilingüe) y estudios ingleses o entrar en la carrera de nutrición Humana y dietética”.

Marta Cruzado Torrescusa “Los cursos que he vivido en pandemia han sido la mitad de primero de bachillerato, y segundo de bachillerato. En primero, fue un poco raro por el tema de las clases online, y también vivir la desesperación de todos, tanto profesores como alumnos, de no saber qué iba a pasar con el curso y con la evolución del virus en general. Al final hicimos todo lo que tendríamos que haber hecho (o casi todo) vía ordenador.

Al principio de segundo, el primer trimestre, tuvimos clases semipresenciales, y ya los dos últimos trimestres presenciales.

La verdad no me ha resultado para nada difícil, sólo tienes que tener claro que te lo vas a sacar e ir a por ello.

En selectividad me he presentado en la fase general a historia, inglés, lengua, y latín, y en la fase específica a economía. No estaba nada nerviosa, iba tranquila, sinceramente tampoco me he matado a estudiar pero sabía que iba preparada. He sacado un 9,34 y quiero estudiar derecho”.

- Publicidad -
- Publicidad -
Últimas noticias

Vecinos de Moguer muestran en Redes Sociales su malestar ante la escalada de actos vandálicos

Achacan esta situación a la necesidad de más efectivos policiales y a la falta de civismo de parte de...
- publicidad -

Artículos relacionados

- Publicidad -