No menu items!
domingo, septiembre 25, 2022
- Publicidad -

Bienvenid@s al mundo: Emma Pérez Martí

Emma nació el pasado 26 de abril y pesó 3 kilos y 200 gramos. Sus papis, Rocío e Israel, vecinos de Mazagón, llevaban tiempo buscando un hermanito o hermanita para el que por entonces era su único hijo, Ulises, que ahora mismo tiene 3 años y medios. Lógicamente, cuando se enteraron de que Rocío estaba embarazada, todo fue alegría. También se alegró mucho Ulises, “que quiere prestarle todos sus trajes de superhéroe a la hermana y se llevó todo el embarazo preguntando que cuándo sacaban a Emma y diciéndome que fuéramos al médico para que sacaran a Emma”, cuenta risueña Rocío.

Durante el embarazo no hubo problemas, Rocío fue muy “precavida, pues no quería coger el Covid. Sin embargo, lo cogí a las dos semanas de Emma nacer. Lo pasé, pero se hizo duro, pues tenía que estar todo el día con doble mascarilla, no sólo cuando tenía a la niña, sino en todo instante, incluso para dormir. Además, mi marido estaba trabajando en Colombia en esos momentos, a lo que se suma que también tenía que atender a Ulises, con lo que fueron unos días complicados”.

Antes de esta anécdota que nos cuenta Rocío, el 26 de abril, Emma contaba sus primeras horas en este mundo: “Al nacer y ver su carita, todo el cansancio se desvaneció y me sentí orgullosa de mi fortaleza y de tener en mis brazos a un ser tan perfecto, de tenerla a ella, blandita y con olor a dulce”. También se emocionaron Israel y Ulises. El pequeño tuvo una reacción muy bonita al conocer a su hermana, pues quería besarla y cogerla en brazos desde el primer momento. Cuando les dieron el alta, Ulises vino a recogerlas al hospital y, por ese gesto, “le regalamos un disfraz de Spiderman, que enseguida se puso. Mamá, papá, Spiderman y Emma regresamos a casa todos juntos con ganas de vivir otra nueva etapa en la familia”, recuerda Rocío.

Emma es una niña risueña, curiosa y que “va a ser aventurera, pues desde el primer día ha dado sus paseítos por el pinar y por la playa”. Su hermano Ulises no hace sino acrecentar lo que siente por su hermana: “Cualquier día la desmonta”, bromea la mamá. Y es que Ulises no para de besarla, abrazarla y querer cogerla en brazos. Para finalizar, Rocío e Israel le dedican el siguiente mensaje a su pequeña: “Emma ha sido la parte que faltaba para completar nuestro puzzle”.

- Publicidad -
- Publicidad -
Últimas noticias

Vecinos de Moguer muestran en Redes Sociales su malestar ante la escalada de actos vandálicos

Achacan esta situación a la necesidad de más efectivos policiales y a la falta de civismo de parte de...
- publicidad -

Artículos relacionados

- Publicidad -