No menu items!
sábado, febrero 24, 2024
- Publicidad -

José Luis Barragán: “Me encanta la política local, la cercanía con los vecinos y poder atender y resolver sus demandas”

El teniente de alcalde de Aljaraque, de Independientes, apuesta por “el liderazgo del municipio en el área metropolitana de Huelva”

¿Dónde naciste y te criaste?

Nací y me crie en Huelva. Desde mi juventud tenía inquietudes sociales y unos amigos y yo montamos un bar en Huelva, el bar Crápula. Estábamos estudiando y compaginábamos llevar el bar con los estudios.

¿Qué estudiaste?

Realicé estudios de Ingeniería Técnica y de Trabajo Social. Después empecé a trabajar. Soy perito tasador y desde hace muchos años me dedico a automóviles, embarcaciones y vivienda. Tenía y tengo un gabinete de peritaciones y tasaciones de diversos, autos y biomecánica. Después me casé, en 2002, y me fui a vivir a Aljaraque, donde estamos encantados.

¿Quienes han sido para ti personas de referencia en tu vida?

He tenido muy buenos profesores que me inspiraron a ser una persona normal, una buena persona. Estudié en el Instituto Rábida y ha habido muchos profesores que me sirvieron de inspiración, algunos ya fallecidos como Roberto Trigueros, o jubilados como Diego Marín. Además, soy una persona que aprendo de todo el mundo todos los días, soy una esponja para eso, todo el mundo aporta y de todos podemos coger lo bueno. Afortunadamente, tengo bastantes amigos y muchos conocidos y mucha gente que valora las actuaciones que hemos venido haciendo estos últimos años en defensa de Huelva, su provincia y de Aljaraque.

Cuéntanos cómo viviste el problema de salud que tuviste de niño.

Pues de pequeño, con seis años, me operaron de un tumor detrás del ojo. Afortunadamente, todo salió bien. Me tuve que operar dos veces. Fue un proceso largo y con los medios de aquellos entonces, hace más de 50 años. Estamos hablando del año 1967 y 1968. Tenía que ir a Madrid cada tres meses para hacerme revisiones. Y yo supongo que de niño tendría algún tipo de complejo, pero al final no es nada que me condicione. A veces los niños pequeños me preguntan, qué te pasa en el ojo, por ejemplo. Los primeros años estuve un poco afectado, pero lo asumí perfectamente.

Ya de adulto, ¿qué aprendizaje extraes de ese proceso de enfermedad?

Aprendí a normalizar las situaciones difíciles y complejas. No podemos, con todo lo que ahora está pasando, sacar valoraciones de las personas por su aspecto físico. Además, tampoco tengo secuelas como mareos o mala visión, por lo que aprendes a normalizar las

cosas y no dramatizar. Cuando veo a la gente que se altera por determinadas cosas, que es entendible también, yo me doy cuenta que lo veo todo con más tranquilidad.

Haznos un resumen de tu actividad como político.

Fui presidente de Nuevas Generaciones en el año 1989. Entré a través de un amigo que me propuso meterme en las juventudes del Partido Popular. Estaba en aquel entonces con el bar, con la movida aquí en Huelva y así fue como entré. Estuve de presidente durante varios años y continué con el partido. Fui concejal en el Ayuntamiento de Huelva con Juan Ceada, de 1991 a 1995, y después con Pedro Rodríguez a partir de 1995 hasta el año 2011, que ya no participé en las listas. También he sido diputado provincial en varias épocas, de 1991 a 1995, de 1999 a 2003, de 2003 a 2007 y de 2011 a 2013.

En el año 2016 hicimos un grupo independiente vecinal en Aljaraque para reivindicar al Ayuntamiento y a las instituciones las necesidades del municipio y a partir de ahí decidimos presentarnos a las elecciones como un grupo independiente.

¿Y por qué te cambiaste y dejaste el PP?

Me cambié porque era un grupo vecinal apolítico de todos los núcleos de Aljaraque, donde había vecinos de ideologías diferentes y consideraron que yo podía encabezar la lista de esta formación.

¿No había ningún malestar con el PP entonces?

No, no, en absoluto. Fue porque surgió esta idea y me propusieron encabezarla y me motivó aceptar. Nos presentamos en la legislatura anterior y sacamos un concejal que lo hemos repetido este año también.

Traías una trayectoria política que te avalaba.

Sí, claro, yo empecé en Nuevas Generaciones, en las juventudes del Partido Popular hace muchos años y continué en el partido, estuve de concejal, de diputado provincial y también he estado en la Ejecutiva Regional.

¿Cómo fue la etapa en el Ayuntamiento de Huelva?

Muy positiva. Fue la época de la transformación de Huelva en lo urbanístico, visual, de infraestructuras, en lo social con el asociacionismo, especialmente. Había una gran implicación de los vecinos y con los vecinos. El trabajo de los concejales y del alcalde con las instituciones, con los colectivos y con los vecinos era constante. Posiblemente, los mejores años políticos para Huelva fueron los de aquella época, con una implicación total, trabajando en la calle 24 horas al día y transformando la ciudad. Sobre todo, se trataba de implicar a la sociedad en las cosas de Huelva.

José Luis Barragán posa tras concedernos la entrevista en el hall de un conocido hotel onubense.

¿Cómo valoras el cambio de color político en la Diputación?

Ha sido una revolución, un cambio que va a ser algo espectacular para el desarrollo de la provincia. Yo creo que se va a notar. Aunque todos los presidentes y todos los políticos locales y provinciales son muy afectos con los vecinos y sus problemas, porque hay mucha cercanía, yo creo que ya era un proceso demasiado desgastado en las ideas. Sobre todo, se veía una falta de ilusión, es decir, en política, como todo en la vida, tiene que haber ilusión. Puede disminuir la pasión, pero la ilusión tiene que seguir, y yo creo que en la Diputación Provincial esa ilusión había disminuido, había demasiado continuismo. Y, ahora, con este nuevo equipo y el presidente al frente aportan ilusión e impulso. Y esperemos que lo hagan bien, que creo que sí. Se trata de una institución que está muy saneada, hay gente muy implicada y que se dedica por entero a lo que es su labor: los pueblos más pequeños y necesitados. Y, en los últimos años, aunque se ha atendido a estos pueblos, se les ha asesorado y ayudado, se ha dedicado más a fuegos de artificio que al desarrollo de la provincia. Esperemos que ahora se valore más el asesoramiento a los pueblos más pequeños, ya que la Diputación tiene competencias en pueblos de menos de 20.000 habitantes, es decir, la mayoría. Estamos expectantes por la ilusión que hay. En la Diputación hay muchos proyectos pendientes y esperamos verlos.

Háblanos de tu trayectoria política en Aljaraque.

Hemos estado como oposición en la anterior legislatura, aportando nuestras ideas y proponiendo proyectos, muchos de los cuales salieron adelante, como puede ser la bajada del IBI, las mejoras de las comunicaciones y que el servicio de Gestión Tributaria cobrase un porcentaje menor a Aljaraque del que venía haciendo.

Te has sentido útil también en la oposición.

Sí, sí. Los temas de mejoras medioambientales con las placas fotovoltaicas, las infraestructuras que se mejoraron con nuevos cruces en las entradas, mejoras en las instalaciones deportivas, acciones culturales, etcétera, han sido iniciativas nuestras.  Hemos estado proponiendo muchas cosas, y algunas se han tenido en cuenta.

¿Cuál es el planteamiento en la actualidad formando parte del equipo de Gobierno como teniente de alcalde?

Queremos hacer realidad los proyectos que estaban empezando y ejecutar nuevos proyectos que supongan el despegue definitivo de Aljaraque.

¿Cuáles son los proyectos más importantes que hay ahora mismo sobre la mesa en Aljaraque?

El parque científico y tecnológico debe ser en un futuro un campo de innovación en la salud y debe ser una realidad, no puede estar en pie y sin usarse desde 2012, como es el caso del edificio 7000, que es una gran infraestructura y a eso hay que darle vida. Nosotros votamos a favor para que fuese esta área de innovación en la salud, tecnología y ciencia. Ahora está aprobado el campus de Ciencias de la Salud, tanto para estudios universitarios como de grado medio. Hay mucha demanda en la sociedad y los gobiernos tienen que dar respuesta a esas necesidades y satisfacer las demandas existentes. Todo ello tiene que darse de la mano de la Universidad, que seamos punteros en desarrollo de trabajo.

Toca hacer contactos y movilizar desde el Ayuntamiento.

Claro, aquello es de la Junta de Andalucía y lo que nos toca es impulsar. Hablar con las empresas, las industrias y la Universidad para que puedan llegar allí.

Ahora favorece que Junta y Ayuntamiento son del mismo color político.

Sí, pero también lo eran en 2012 cuando se puso en pie, añadiendo también el Gobierno Central. Desde luego no puede ser que esté sin usar desde hace tanto tiempo con el deterioro que eso conlleva. Lo que nosotros queremos impulsar es Aljaraque como oportunidad de interés estratégico. Aquí incluimos a Aljaraque como potencia turística y deportiva y apostamos porque sea un municipio empresarial y tecnológico de referencia en la provincia. El grupo independiente como parte del Gobierno del municipio y actuando al unísono queremos impulsar la movilidad, el desarrollo urbano, el medio ambiente, la innovación, la cultura, el deporte, la sanidad, la formación, el emprendimiento y el empleo, así como el comercio y el turismo.

En Sanidad estamos desarrollando un plan de Aljaraque como municipio saludable, cardioprotegido, siendo muy importante la promoción de la saludad integral, por eso este parque de innovación de la Salud puede ser algo diferente para el municipio.

Y, lo que es primordial, poner a las personas en el centro del desarrollo de Aljaraque como protagonistas de su diseño. Creo que las personas tienen que estar en el centro del desarrollo para que entronquen unos con otros, donde todos puedan aportar y colaborar. Se trata de escuchar y de que los vecinos y asociaciones aporten. Ahora mismo hay colectivos que están muy implicados en el municipio, tanto vecinales, sociales como industriales y de empresarios. También hay colectivos deportivos muy implicados, el deporte en Aljaraque es muy importante, así como el medio ambiente, por el entorno que tenemos.

Aljaraque tiene que ser el líder del área metropolitana de Huelva. Tenemos casi 23.000 habitantes y proyectos muy importantes que van a surgir en los próximos meses, como el tema de salud. Tenemos también un pequeño share de carácter privado que se va a construir en Corrales, además de un consultorio nuevo también en Corrales, centros deportivos, un hotel, dos campos de golf… Además, hay una tipología de vivienda que no la hay en Huelva, donde no se ha fomentado la vivienda unifamiliar, en la que se disfruta de espacios al aire libre como ocurre aquí en Aljaraque.

No podemos olvidar las tradiciones, que son muy importantes también. Por otra parte, estamos muy bien comunicados, a cinco minutos de la autopista que comunica Portugal con Sevilla, a diez minutos de la Costa, a cinco de la capital. Por todo ello hay que recordar que es un municipio que está creciendo, es donde mayor crecimiento de la población se da, dentro de la provincia.

También hay muchas áreas comerciales, se va a abrir otra nueva, nuevas industrias, la restauración y la gastronomía, junto con el deporte, como ocurre con los campos de golf. No visitan muchas personas que vienen a jugar al golf. Aljaraque quizá sea el pueblo más dinámico de la provincia. Además, hay una conjunción de las tradiciones y del pueblo, de las personas que han nacido aquí con aquellos que han llegado a vivir aquí en los últimos años. Se uno lo tradicional y lo nuevo, con el desarrollo urbanístico, porque el municipio sigue creciendo.

El modelo de desarrollo de Aljaraque en el futuro debe estar basado en seis ejes: la cultura, el conocimiento y la innovación, la sostenibilidad, el deporte, el empleo y el turismo. Todo ello con mucho acuerdo y mucha negociación. Los vecinos no entienden de disputas políticas, lo que quieren es que se solucionen sus problemas y se den muy buenos servicios y que se paguen solamente los impuestos que sean necesarios.

¿Qué demandas de los vecinos están ahora sobre la mesa en Aljaraque?

Por ejemplo, una de las últimas cosas que hemos estado haciendo ha sido reunirnos con la empresa Damas, de autobuses, y con el Consorcio de Transportes, porque existe un problema con las paradas y con los autobuses que parten de Aljaraque, sobre todo a primera hora de la mañana. Había una necesidad y los vecinos se han puesto en contacto con el Ayuntamiento y este, como no puede ser de otra manera, tiene que agilizar que se solucionen estas situaciones, aunque no sea competencia municipal, pero podemos ejercer de catalizador, y se han llevado a cabo reuniones sobre el tema con las partes implicadas. En esta última semana, hemos conseguido que Damas sea sensible y ponga un autobús directo desde Aljaraque porque hacía falta. También hemos conseguido que los autobuses que pasan por la A-492 a la altura de la Dehesa paren para dejar a los usuarios o recogerlos, porque es una zona con mucha afluencia de personas, por las actividades que hay por allí. Así que desde el Ayuntamiento estamos incidiendo con los vecinos para que el Consorcio de Transportes y Damas sea sensible y modifique la parada con un paso de peatón con semáforo en la A-492 o todos los autobuses puedan entrar para dejar y coger usuarios. No es competencia municipal, pero tenemos que trabajar en ello porque hay un malestar de los vecinos y nosotros somos sensibles y esperemos conseguirlo.

Estamos planteando un municipio atractivo y cuidado para vivir, con una legislatura cargada de ilusión, y nuestro compromiso en el Gobierno es garantizar e impulsar la calidad de vida de los vecinos de Aljaraque. Es un municipio que cuenta con todo lo necesario para ser un municipio modelo.

Tienes mucha vinculación con Punta Umbría, ¿a qué se debe?

De pequeño, los mejores veranos de mi infancia los he pasado en Punta Umbría. Tengo muchos amigos de la niñez, la adolescencia y juventud y sigo yendo para allá, ya que me gustan mucho los deportes náuticos y allí se pueden disfrutar.

¿Qué opinas de la situación política en Punta Umbría?

Creo que José Carlos Hernández ha sido un revulsivo que transformará Punta Umbría si tiene respaldo institucional de otras administraciones. José Carlos tiene las ideas muy claras, tiene experiencia en gestión y en estos últimos meses también se está notando. Punta Umbría necesitaba cambio, era de los municipios donde se reclamaba por parte de los vecinos y de los visitantes esos cambios. Punta Umbría tiene unas posibilidades impresionantes desde el punto de vista turístico, de pesca, de la agricultura y del desarrollo en general. Creo que el cambio político va a suponer que despegue para el municipio. Aljaraque y Punta Umbría pueden ser los dos municipios que despeguen con mayor énfasis en toda la provincia porque tienen muchas cualidades y tienen personas que están gestionando los recursos naturales y sociales que existen. En Punta Umbría se percibían ganas de cambio y así ha sido, hay mucho que hacer y que ordenar y lo que le hace falta al alcalde y al gobierno local es que las administraciones les ayuden.

¿Tienes alguna otra aspiración dentro de la política?

No. A mi me gusta mucho la política local y provincial. Me encanta el contacto directo con los vecinos y quizá pueda tener una virtud o también defecto, y es que los problemas y las necesidades de las personas las hago mías y sufro cuando un vecino me dice una necesidad o problema y lo hago mío y quiero solucionarlo con rapidez para satisfacer su demanda.

Ya nos has dicho lo que más te gusta de la política, ¿qué es lo que menos te gusta?

El no poder satisfacer todas las demandas de los vecinos y tenerle que decir mentiras piadosas. Sobre todo, algo que se da a nivel estatal, lo que menos me gusta es el enfrentamiento entre los grupos políticos. Que haya esa falta de sintonía y de acuerdo en los grandes proyectos entre los diferentes partidos políticos, y ahí se evidencia que se dedican mucho más a los partidos que a las personas. Se mira muchas veces más el color político que el satisfacer las necesidades y las demandas, y eso es una maldad. Si algo es bueno para la ciudadanía da igual de donde venga, pero demasiadas veces falta acuerdo para los temas importantes. En política hay algo muy grave y es que se mira a corto plazo, de cara a los votos y a las próximas elecciones, y eso creo que es malo. Afortunadamente en los ayuntamientos es algo que pasa menos, como yo mismo veo en Aljaraque.

¿Cuáles son tus aficiones?

Me gusta mucho el ciclismo, como deporte, aparte de los deportes de vela que lo tengo un poco apartado por una lesión en la rodilla. También me gusta mucho el flamenco, me pirro por los fandangos. He estado encantado de que en el debate de investidura el portavoz del PSOE haya nombrado a Paco Toronjo en su discurso. Que un señor de Valladolid, Oscar Puente, haya nombrado a Paco Toronjo, de Alosno, pues es algo que me gusta. Me gustan las charlas con los amigos, también me gusta mucho viajar y la gastronomía de la tierra y también las motos. Además, soy un cocinillas de vez en cuando.

¿Cuáles son los valores que rigen tu vida?

Soy una persona muy normal. Muchas veces me he llevado chascos por eso mismo. Creo que ayudar a los demás es lo que más me gusta, me vuelco en eso.

¿Cuáles son tus metas fuera de la política?

Tengo una hija de 15 años y mi meta es hacer feliz a mi familia y a los demás, y ser feliz yo. No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita, ¿no?, pues yo para ser feliz no necesito mucho.

Gracias por tu atención, José Luis.

Gracias a ti.

- Publicidad -
- Publicidad -
“Líderes
Últimas noticias

La historia de María y Pedro: cuando el amor no entiende de barreras

Pedro Rabadán Ramírez y su hija, María del Rocío Rabadán Vargas, participan juntos en distintas carreras populares superándose a...
- publicidad -

Artículos relacionados

- Publicidad -